SOBRE NOSOTROS

Ala Moana

Ala Moana:
la memorable historia de un eterno camino al mar...

Ala Moana Surfshop, es un mensaje desde mi corazón surfero. Es un regreso, pero sin nostalgia. Es un regreso para ser el mejor y mas diferente Surfshop de Argentina. Y no solo un shop, sino mucho más, un espacio cultural. Es una increible mezcla de un auto de madera y pisos de pinotea viejos, de ropas de la última colección de las marcas líderes mundiales y argentinas y tablas super antiguas de Hawaii, California y Mar del Plata. Una mezcla de reliquias de la historia del surf argentino, junto a la tabla con la que Kelly surfeó el swell enorme en Fiji en el 2012, una de Andy Irons de su último año de vida y la tabla con la que Santi Muñiz ganó el Mundial ISA de Surf en 2011. Ala Moana es fotografías, arte, videos, revistas, libros, músicas y espíritu surfero argento, mezclado con el Aloha hawaiiano... Con palmeras de verdad y una como la legendaria y original de bronce del año ‘79.

Como el hogar de cada uno de nosotros, es algo en movimiento y en constante evolución. Ala Moana es todo esto, y muchas cosas mas que soñé muchas veces, desde el mismo día que cerramos hace más de tres décadas... Pero Ala Moana también es el renacimiento de un shop, que era club, fundado con mi hermano Santiago, mi madre Norma y yo, como centro de encuentro de los surfistas de la época de la dictadura. Un testigo de nuestras luchas para que el surf enamorara a Mar del Plata y el resto del pais. Y, en este sentido, Ala Moana como las playas, como las olas, es de todos: no sólo de los que surfeamos, sino de los que quieren surfear o, por lo menos, sueñan con hacerlo. Tengo la esperanza -hermosa palabra- que Ala Moana sea algo copado, aspiracional, inspiracional y que lo sea por muchos años más...

Décadas después de su apertura original en 1979, la semilla volvió a germinar. Con un increíble equipo de profesionales, todos amantes del surf, gestamos el renacimiento de Ala Moana en el 2013. Es un shop multimarca, parte shop, parte centro de la cultura, cálido para visitar y tomarse un break en un día agitado, y para reenchufarse las pilas del amor por el surf y el mar. Ala Moana en hawaiiano quiere decir sendero o camino al mar. Esperamos poder acompañarte en tu camino al mar...

Fernando Aguerre

Ala Moana, el sueño de Fernando y Santiago Aguerre y su madre Norma Mattalia. Ella no era surfista, pero amaba la playa y el mar. Norma fue una jugadora fundamental en la etapa fundacional del surf y de la industria del surf argentino. Nada de lo que logramos con mi hermano Santiago hubiera existido sin su apoyo, su pasión por el mar y por la vida. Nos enseñó que aún comenzando desde cero, con amor, esfuerzo y pasión, todo es posible. Esta etapa actual de Ala Moana es la continuación de ese sueño. Norma estuvo en todas nuestras batallas, siempre con buenos consejos, luchándola codo a codo con nosotros. En la página anterior verás una linda foto en la puerta del primer Ala Moana de la Galeria Sao, local 11. Mi hermano tenía 20 años, yo 22 y mi madre 39.

No había industria del surf. Desde la nada, con poco conocimiento, los tres socios comenzamos a producir pitas, parafinas e indumentaria clásica: trajes de baño floreados, remeras y camisas Aloha (toda la ropa fabricada en Mar del Plata por costureras de barrio). Vendíamos muy bien. Algunos días, antes de abrir el local, se formaba una cola de 10 a 15 personas, que ya habían pagado por prendas que aún no teníamos disponibles. Nos esperaban a Santiago y a mí, y cuando llegábamos de visitar los talleres, se iban felices con su nueva ropa Ala Moana. Como se ve en la foto, mi madre estaba ahí, como socia, como organizadora, como propulsora. Y así plantando la semilla que luego recorreria todo el mundo, cuando Santi y yo fundamos Reef en California, seis años luego de haber fundado Ala Moana.

Ah!, casi me olvidaba... nuestra oficina, era el living de nuestra casa. Y solo teníamos un teléfono en casa. En el local no había.

Fernando Aguerre




whatsapp-chat